Agradecimiento

Gracias a tí por pasar por aquí. Por existir.

Páginas vistas en el último mes

sábado, 18 de abril de 2009

HÁBITOS

Me declaro una criatura de hábitos, no puede faltar el medio vaso de agua tibia por las mañanas, dicen que limpia el organismo.
Sacar a pasear al perro durante media hora es lo siguiente, el baño al regresar es imprescindible.
Después de eso una buena taza de café y mi primer cigarro, con el que empiezo a inhalar bocanadas de vida que me ubican poco a poco en la realidad.
7:30 y mi bolso desgastado por el uso diario me abre paso entre la agresión e indiferencia de cuanto me encuentro a mi paso.
Me declaro una criatura de hábitos, porque es imprescindible que al oler las 8 campanadas se mezcle con el sabor de la llave en la puerta que me recuerda que nuevamente llego a mi comunión diaria con lo más selecto de las culturas y las épocas.
Comienza el deambular de escasos lectores entre estantes llenos de libros, de cuando en cuando, a pregunta expresa me dirijo al estante preciso provocando el encuentro entre el autor y la nueva posibilidad de conmover o al menos de ser escuchado de nuevo.
Mi caligrafía perfeccionada con los años da permiso a estos dos nuevos amigos de tener una semana para compartir ideas, conocerse o incluso hasta odiarse.
Me declaro una criatura de hábitos, 5:30 y empiezo a elegir quién me va a acompañar el resto de la tarde en mi café habitual.
6 pm y nuevamente el sonido de la cerradura se mezcla con la última campanada de la iglesia. El café me espera, soy libre.
Ocupo mi lugar en el sillón y solo espero que “Bataverde” me sirva el café bien cargado y mi croissant vegetariano, como siempre…
Aspiro el humo de mi cigarro y las páginas del libro se deslizan entre mis dedos. Devoro las primeras páginas y el estómago me reclama el croissant.
Busco a “Bataverde” con la mirada, incrédula de su olvido y allí está…..charlando con el culpable de que se haya roto mi rutina, me obliga a llamarlo y es entonces cuando reparo en sus ojos, no los de “Bataverde”, en los del otro, aquel que con una sonrisa divertida me mira y parece conocerme.
¿Cómo osa irrumpir de esa manera en mi rutina?
Y continúa sonriendo de esa forma, con tanto desenfado, así como si nada. El café y el croissant quedan en la mesa. Me levanto sin saber qué rumbo tomar, “Ojos” ha cambiado mi rutina y lo único que me dicta mi cabeza es huir.
Pago y salgo, apretando a Borges contra mi pecho, impidiendo que se me escape el corazón. Siento pasos y acelero un poco, siento, no, quiero sentir a “Ojos” tras de mí. Una mano rompe el aire y toca mi hombro, parece que Borges no será suficiente protección.
Suena el despertador a la hora de siempre, el olor a café me hace despertar. Esta mañana una flor sustituye al medio vaso de agua, me levanto a bañar, el paseo con el perro puede esperar.
El baño se resume en dos minutos alentada por volverlo a ver, segura que desde ahora mi rutina será sólo él.

ME DECLARO UNA ADICTA


Me declaro una adicta a tu mirada,
esa mirada que cuando me ve
parece traspasar todo mi ser
y se fundiera con mi alma.
Me declaro una adicta a tu arruga,
a esa que se marca en tu entrecejo
y que te hace parecer un eterno pensador.
Me declaro una adicta, una adicta a esa zona
de tu cara entre el labio superior y la aleta de la nariz,
que cuando la acercas a la mía sin hablar
me provoca una descarga eléctrica que me traspasa
de la coronilla a la planta de los pies.
Me declaro una adicta, si, una adicta
a la forma de tus dedos, a tus manos
que parecen tener vida propia cuando recorren
mi cuerpo de norte a sur y de este a oeste.
Me declaro una adicta
a la textura suave de tus párpados, al olor de tus cabellos
recién lavados, a la línea que se dibuja desde tus hombros
hasta la nuca, tantas veces por mis labios recorrida.
A tu andar cansado cuando llegas por la tarde
y sin palabras me dices que me amas.
Me declaro una adicta a todo eso y más
y si por ser una adicta hay que pagar un precio
que sea con tus besos que pague tal precio.

jueves, 2 de abril de 2009

PROPUESTA 2

Te propongo nos amemos
no para siempre,
mientras dure.
Te propongo no pensar en el futuro,
nos amemos en presente.
Te propongo cancelar todo pasado
y disfrutar nuestro amor
en el presente.

PROPUESTA 1

Te propongo amor actuar con inconsciencia,
como dos animales en celo
buscándose su sexo.
Que tu lengua enloquezca y recorra mi cuerpo
hasta hacerme perder el sentido.
Que tus dedos cual arañas
tejan sensaciones indecibles.
Te propongo no pensar
solo abandonarnos al placer de este instante,
que tus piernas y mis piernas se confundan
cual raíces tratando de encontrar ríos de placer
profundos.
Te propongo amor, dejar que nuestras manos
cobren vida, que nos recorramos como lo que somos,
dos desconocidos.
Que encontremos los lugares nunca antes explorados,
que tu boca me provoque los sentidos,
y vivir solo este instante
sin necesidad de conocer tu nombre o mi nombre.